Sitges Film Festival 2013: The Wizard of OZ 3D : Manoxfilms

El Mago de OZ 3DFicha Técnica:

Director: Victor Flemming
Género: Familiar, Fantástico, Musical
Año: 1939
Duración aprox: 101 mins
Intérpretes: Judy Garland, Frank Morgan, Ray Bolger, Bert Lahr, Jack Haley, Billie Burke, Margaret Hamilton, Charley Grapewin, Clara Blandick
Música: Herbert Stothart
Fotografía: Harold Rosson

Sinopsis
Dorothy, que sueña con viajar “más allá del arco iris”, ve su deseo hecho realidad cuando un tornado se la lleva con su perrito al mundo de Oz. Pero la aventura sólo acaba de comenzar: tras ofender a la Malvada Bruja del Oeste, aconsejada por la Bruja Buena del Norte, la niña se dirige por el Camino Amarillo hacia la Ciudad Esmeralda, donde vive el todopoderoso Mago de Oz, que puede ayudarla a regresar a Kansas. Durante el viaje, se hace amiga del Espantapájaros, el Hombre de Hojalata y el León Cobarde. El Espantapájaros desea un cerebro, el Hombre de Hojalata quiere un corazón, y el León, el coraje que le falta; convencidos de que el Mago también les puede ayudar a ellos, deciden unirse a Dorothy en su odisea hasta la Ciudad Esmeralda.

Sitges Film Festival 2013 Logo

Comentario: (AVISO: contiene SPOILERS que desvelan detalles de la trama)
Domingo 13 de Octubre y la cosa empieza genial. A las 11:00h en el Cinema El Retiro de Sitges se proyectaba “The Wizard of OZ 3D”. El hecho de que se proyectase en 3D, en principio, me echaba bastante para atrás pero, ¿me voy a resisitir yo a ver este clásico en pantalla grande? Va a ser que no 🙂

Si me permitís hacer un pequeño inciso dentro de esta opinión quiero decir que me encanta esta sección de clásicos que siempre se proyecta en el festival de cine fantástico de sitges ya que, gracias a la sección Sitges Clàssics o, como es este caso, Sitges Family, he podido disfrutar de peliculones que, por lo general, o era muy muy pequeño o por edad no he podido ver en el cine. ‘Alien, El octavo pasajero‘ (Ridley Scott, 1979), ‘El resplandor‘ (Stanley Kubrick, 1980), ‘I.A.: Inteligencia Artificial‘ (Steven Spielberg, 2001), ‘E.T. El extraterrestre‘ (Steven Spielberg, 1982) son, junto con la película que hoy nos ocupa, ‘El Mago de Oz‘ (Victor Flemming, 1939), pequeñas joyas que nadie debería dejar de ver y que particularmente a mi me encantan. He de decir que, además, se proyectan en versión original, lo que permite en la mayoría de los casos que los espectadores se acerquen a las voces originales de sus actores/actrices favoritos/as por primera vez.

Y así, junto a mi pareja, encantado en mi butaca (y en una sala en la que abundaban los niños), daba comienzo la proyección de ‘The Wizard of OZ 3D’.

El caso es que a estas alturas poco puede aportar mi crítica a esta película que es un clásico adaptado en mil musicales, con las canciones que todos sabemos, o por lo menos hemos escuchado alguna vez, y cuya historia es de sobras conocida por todo/as pero sí puedo transmitir mi sensación al visionar por primera vez en pantalla grande esta película.

Se muestran los créditos iniciales mientras suena la música del tema incial para ver a Dorothy, una espléndida Judy Garland, viviendo en la granja junto a su tío Henry y su tía Emma y en la que pronto irrumpirá la Srta. Gulch con intención de llevarse a Totó lejos de Dorothy. Una Dorothy infeliz, cuyo mejor amigo es su perro Totó, y que sueña con viajar a algún lugar más allá del arco iris, a un lugar mejor donde puedan suceder cosas maravillosas, momento en que Judy Garland interpreta uno de los temas más carismáticos del film, ‘Over the rainbow’:

Dorothy huirá de la granja de sus tíos sin destino fijo, en un mundo oscuro y cruel, no en vano la imagen es desde el inicio de la película de un sobrio color sepia que, en unos minutos y gracias a un tornado, se volverá de un colorido fantástico cuando Dorothy aterrice en la tierra de OZ. Y es aquí cuando la película desplega toda su magia, en todos los sentidos de la palabra, con unos coloristas y artesanales decorados, un estupendo camino de baldosas amarillas que seguir y un objetivo claro a alcanzar: llegar a la ciudad esmeralda donde el mago de OZ conseguirá que Dorothy pueda volver a casa.

Es en ese camino de baldosas amarillas donde Dorothy va a dejar de ser la niña que es y donde va a descubrir realmente cuánto anhela volver a casa. Pero no estará sola porque por el camino va a contar con la compañía del Espantapájaros, el Hombre de hojalata y el León que acompañarán a Dorothy a la ciudad esmeralda para pedirle al mago un cerebro, un corazón y valor respectivamente.

Os dejo aquí el vídeo con la famosa canción “We’re off to see the Wizard” canción con la que Dorothy reemprendía el camino a Oz cada vez que se encontraba con un nuevo amigo por el camino:

Finalmente, cuando consigan llegar a la ciudad esmeralda, después de todas las aventuras y peligros que habrán vivido, descubrirán algo realmente importante: los valores como la inteligencia, el amor y el coraje no se pueden conseguir en ningún lugar ni existe nadie que pueda proporcionártelos, pues se han de buscar en el interior de uno mismo y somos nosotros mismos los que somos capaces de dar respuesta a nuestros propios anhelos. Y así será como Dorothy llegará por sí misma a la conclusión que “No hay mejor lugar que el hogar” (There’s no place like home) y que era ella misma, desde el principio, quien tenía el poder de volver a casa cuando realmente lo deseara:

Carece de sentido analizar con los parámetros de hoy en día la técnica de una película rodada en 1939. Lo que hay que notar es que, increíblemente, más de setenta años después, la magia de la película sigue atrapando y haciendo soñar a miles de niños en el mundo y, por qué no, a aquellos que aún nos sentimos unos niños cuando aterrizamos en Oz y nos enfrentamos a las brujas malvadas mientras, con paso firme, seguimos el camino de baldosas amarillas que nos llevará hasta nuestro destino.

Por cierto, como he dicho al principio uno de mis temores era que a este clasicazo le habían incorporado la tecnología 3D y temía que parte de la magia se esfumara por culpa de la misma. He de decir que, afortunadamente, el 3D está muy bien logrado y consigue, si cabe, que la magia esté un poco más cerca de nosotros 😉

Mi calificación:.
Calificación: 4/5

Y para aquellos que quieran disfrutar de la estupenda BSO, aquí les dejo el álbum en Spotify:

Print Friendly
Send to Kindle

Otros post de interés:


Deja tu comentario