Ene 31

casaComprar una vivienda es cada día una tarea más difícil. Tras unos años en los que bancos casi regalaban las hipotecas con tan sólo entrar en la oficina, el problema para comprar un piso era que los precios de las viviendas eran prohibitivos. Ahora con la crisis, tras la resaca que ha dejado la burbuja inmobiliaria, el problema es otro: ahora los bancos «no dan» hipotecas.

Pero empecemos por el principio. El verano pasado me planteé en serio comenzar a ahorrar para, algún día, como tantos otros jóvenes, poder independizarme de mis padres, consciente en todo momento de que iba a poder ahorrar bastante pues lo más probable era que tardase un tiempo en encontrar un piso que estuviese mínimamente bien sin que tuviese un precio desorbitado.

Por casualidades de la vida, y tras mirar algunos pisos, el pasado mes de Diciembre vi un piso de segunda mano que estaba bastante bien y que tenía un precio razonable (además de estar en la localidad y en la zona que me gusta). Con poco ahorrado pero con ilusión, tras ver un par de veces el piso y hablar con el propietario, decidí empezar a mirar hipotecas, a ver qué entidad me ofrecía la hipoteca con mejores condiciones. Aún no era consciente de mi propia ingenuidad.

Para comenzar os daré un dato para que no os hagáis ilusiones en vano: la información que podéis encontrar en el apartado Hipotecas de las webs de los bancos/cajas es, en la mayoría de casos, una verdad a medias o, directamente, mentira (y esto en el caso de las entidades que dan información «detallada» de sus productos hipotecarios porque en muchos casos las webs bancarias brillan por la ausencia de usabilidad e información). Además, también tenéis que tener en cuenta que unos ofrecen financiación para un importe máximo sobre un porcentaje del precio de tasación, normalmente el 80%, otros lo hacen sobre el precio de compra-venta y otros te dan el porcentaje sobre el menor de los dos valores (entre tasación y compra-venta).

Así, un mes después, aquí estoy todavía buscando hipoteca. Para que os hagáis una idea más aproximada busco el 100% del precio de compraventa, aportando avales y gastos de mi cuenta, teniendo un sueldo «normal» (algo más de 1000€ al mes), con contrato indefinido, una antigüedad de más de 3 años en el trabajo, sin ningún impago y sin ninguna carga extra. En todos los casos que os voy a comentar a continuación, además de la domiciliación de la nómina, me piden como requisitos mínimos la contratación del seguro de hogar, de vida y de protección de pagos (algunos piden todavía más productos). Os paso a contar cómo va hasta ahora mi experiencia personal, por si os puede servir a vosotros.
Seguir leyendo →

Otros post de interés:

publicado por Manu \\ tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,